Cocinas Rio

Iván Labrado no continuará dirigiendo al C.D. Leganés F.S. Femenino

DespedidaIvanLabarado 25Jun2017Tras dos grandes campañas en las que ha conseguido un título de Liga, un ascenso a Primera División y la permanencia en la máxima categoría del fútbol sala femenino, el técnico ha decidido abandonar voluntariamente el banquillo pepinero. Como despedida, Iván Labrado ha escrito una emotiva y preciosa carta, que reproducimos a continuación. ¡Muchas gracias Iván y mucha suerte!

"GRACIAS. Es la palabra que mejor resume mis sentimientos tras mi estancia aquí, tras el ascenso a Primera División y esta meritoria permanencia solo quiero decir... Gracias :) Porque desde el primer día no he parado de aprender, tanto en el plano táctico, como en el deportivo, como en el personal. Gracias a la familia de @LEGAFUTBOLSALA por volver a quitarme el sueño, por devolverme a un banquillo, por haber conocido a mis compañeros, por haber podido convivir con mis jugadoras, por haberme dado la oportunidad de aportar mi granito de arena dentro del club.

Desde hoy dejo de ser, de forma totalmente voluntaria, el entrenador del primer equipo del CD Leganés FSF, lo hago porque no estoy al 100%, porque el desgaste de este año ha sido muy grande, por motivos puramente personales y porque ni el club, ni el equipo merecen un entrenador, por muy bueno que sea (que encima no es el caso...), que este al 98%. Ambos merecen a alguien que tenga más que yo. Lo digo con la mayor honestidad y sinceridad posible. Me he vaciado y, simplemente, necesito algo de tiempo para volverme a llenar. Tan simple como infinitamente complejo. Haber estado aquí ha sido una de las mejores cosas que me han pasado en la vida, no en mi vida deportiva; en mi vida (¡y os aseguro que tengo!). Y esta es, seguramente, la decisión más difícil que he tomado nunca. El club y el equipo merecen a alguien que hoy por hoy pueda darles más que yo. Hay gente que, a lo largo de su carrera, aspira a entrenar a Inter o Barça, yo no; Iván Labrado aspira, desde "pasado mañana" a volver a entrenar al Lega.

Aquí he aprendido algo que ni siquiera había conseguido aprender de estudiante y es que "la mejor forma de explotar el talento es el trabajo". Hemos trabajado a más no poder, no digo he, digo hemos. Marta, Ángel, Juli, Alonso, José Miguel (la piedra angular; "el Delegado vuelve a dar con la clave"), Pedro (Rubio Cimientos) y Cris. Nos hemos quitado de muchas cosas para preparar entrenamientos y muchas muchas horas de sueños para preparar partidos; y como dice nuestra gran capitana: hemos ganado muchas finales, y hemos perdido algunas... A Marta Rivero por decirme siempre la verdad, en las buenas, y en las malas, porque es la aportación más importante, la persona más importante, la mejor dupla con la que se puede contar, mi ángel de la guarda, mi equilibrio, mi seguro de vida. Las gracias a mis compañeros; a mi cuerpo técnico, porque hubieran bajado (quizá en algún momento lo hicieron) conmigo al infierno, ¡Y yo con ellos!

Las gracias a mis jugadoras, por supuesto, porque el fútbol es de las jugadoras y estas no son las mejores pero son las que más valen y eso nunca nadie se lo podrá quitar. Porque aunque no sean profesionales, ni de lejos, se han comportado desde el primer día como jugadoras de Primera División, gracias por su compromiso, por su palabra, esfuerzo, trabajo, por no haberse dejado nada, por haberme enseñado tanto, por haberse reinventado, aceptado el guante, el reto (todos los retos), haber mirado al abismo a los ojos y... haber sido capaces de sacar lo mejor para quedarse en Primera. Y recuerden ustedes... tener ego, dominar el eje, fijar, girar el juego, atacar con la posición del cuerpo y correr el tercer carril :) Gracias a todos por aguantarme.

Gracias a mi familia y a mi novia, por soportar tantísima exigencia en mi segundo plano, mis horarios, mis ronroneos, mis vacaciones en la playa (y en Madrid) preparando sesiones y partidos, mis horas muertas mirando al techo, mis desveles y, quizá, mis cambios de humor.

Gracias al club por la oportunidad, y gracias a Poli por creer en mí, por batirse por mí/conmigo a capa y espada, como antaño, con florete y daga, toledana y vizcaína.

¿La clave de el éxito? Rodearme de gente mejor que yo, escuchar mucho, rodearme de gente de la casa y... convencer. Ni jugar de cuatro, ni presionar, ni las jugadas de estrategia; simplemente: convencer de que el fin nunca justifica los medios, de que la filosofía está por encima del sistema, de invertir muchísimo en formación, de ser valientes, de ser creativos, de construir por encima de destruir, de premiar al acierto por encima de castigar el error, de que íbamos a quedarnos en Primera atacando, arriesgando, proponiendo y exponiendo, y así fue.

Pero eso es demagogia... la realidad de la clave del éxito ya lleva aquí muchos muchos años, se llama Poli, Marta, Alonso, Juli, Isra, Celia, Mónica, Selene, Gemma, Rober, Diana, David, Manu, Toño... las personas que no aparecen en la foto, las que no salen a los focos, las que están siempre trabajando para que yo haya podido trabajar. Hay personas o colectivos condenados al fracaso, y otros que están condenados al éxito. Leganés es uno de ellos, porque al final... los proyectos los estructuran personas y aquí hay PERSONAS, algunas entrenan y otras juegan, pero todas son un #pepino.

Los aficionados que van el sábado a ver al equipo a La Fortuna no saben la infinidad de trabajo, horas y esfuerzo que le dedican las jugadoras a prepararse para (solo) esos 40' de competición, pero es que a su vez las jugadoras no son conscientes de la cantidad de tiempo que dedicamos los técnicos en prepararlas a ellas durante la semana para (solo) esos 40', y por último... ni siquiera los técnicos somos consientes del tiempo que dedica la directiva para que nosotros podamos trabajar. Se trata de un tremendo organigrama piramidal.

Digo adiós con la certeza del trabajo bien hecho, habiéndolo dejado todo en estos dos años, sin haberme guardado nada, con todo en la mesa y ya sin ases en la manga. Digo adiós con la satisfacción del crecimiento personal de las jugadoras, me atreveré también a decir adiós con la satisfacción del crecimiento personal y profesional del cuerpo técnico (entre el que me incluyo). Digo adiós tras una liga y un ascenso, digo adiós tras el éxito que ha supuesto esta permanencia, no sé si puedo decir adiós recordando que me he vuelto a subir al banquillo (quizá sea censurado, pero véanse las fotos...), digo adiós habiéndomelo pasado como un enano, digo adiós tras haber tenido el privilegio personal de ver como La Fortuna a reventar de gente me cantaba el cumpleaños feliz, y digo adiós sin decir adiós... digo adiós diciendo "hasta pronto".

Recapitulando... seguiré involucrado en el club, no sé dónde, ni cuánto, ni cómo, pero seguiré "cerca" poniendo mi granito de arena de la manera en la que lo pueda poner. Porque soy (8) del Lega femenino hasta morir (8). Siempre he tratado de transmitir la idea: siempre hay que sumar, la que juega 30' jugando 30', la que juega 4' jugando 4', la que no juega desde el banquillo, la que no está en el banquillo desde la grada; y... me lo apunto, prometo predicar con este ejemplo.

Y como ya dije en otra ocasión: el Leganés solo juega finales porque al Leganés solo le gusta jugar finales. Queríamos el reto de un ascenso, y lo conseguimos, queríamos el reto de jugar en Primera... y aquí seguimos, siguen, seguimos, ¡seguiremos!

Para acabar desearle mis mejores deseos, toda mi fuerza y mi confianza, de corazón, a mi sucesor/a. Todo el club volverá a estar dispuesto a ayudar, las jugadoras creerán en él/ella, y sea quien sea #estarapreparad@. Mis mejores deseos.

Alguien me dijo una vez:

"Bienvenido al 'Show del Lega'...gracias por participar en él...y recuerda que nos están grabando...no dejes de sonreír."
Y eso es lo que sigo haciendo mientras que expiró estas líneas de mi hasta luego: sonreír.
Muchas gracias :)"


Ante la despedida de Iván, Poli, Director Deportivo del C.D. Leganés F.S., indicó que "solo tenemos palabras de agradecimiento para Iván. Desde el primer día hasta el último ha intentado hacer mejor al equipo, a las jugadoras, al club... Llegó por ambición personal, y a los cuatro días comenzó a hacer las cosas por los demás. Deportivamente ha tratado de dar una marca personal y de cambiar la mentalidad y lo ha conseguido. Y personalmente, nos deja también mucho, así es que le deseamos todo bueno y si puede ser cerca de nosotros, mejor".